Responsabilidad Social
Por Paz Rojas

Comer un 20% menos de carne podría reducir la deforestación a la mitad

Compartir

El consumo de carne tiene un alto costo para el planeta pero su reducción podría cambiar el futuro de nuestros ecosistemas.

¿Sabías que la industria ganadera es responsable de un 14,5% de las emisiones de efecto invernadero a nivel planetario? La generación de estos gases contaminantes a partir de los animales, y la destrucción de flora y fauna nativa que hay detrás de un corte de carne para consumo humano, son algunos de los principales factores que ha contribuido a la deforestación de los bosques a nivel mundial.

Sin embargo, expertos del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (PIK), Alemania, han llegado a la conclusión que con un cambio relativamente pequeño en el consumo de carne roja, las emisiones de gases invernadero de la deforestación tropical pueden reducirse considerablemente para el año 2050 y salvar a la mitad de los bosques.

Para esto, hay una respuesta que podría cambiar el panorama de la contaminación que va de la mano con las nuevas tendencias de consumo de carnes de orígenes alternativos a partir de vegetales, legumbres o la creada en base a microbios, que fue destacada por los investigadores del PIK.

¿Cómo afecta el consumo de carne al ecosistema?

Entre el 75% y 80% de la superficie agrícola mundial se destina a producir alimentos para animales en lugar de personas, y el 65% de los gases invernaderos a nivel mundial provienen del estiércol que produce la industria de la carne, lo que hace que sus efectos en el aire se potencien con la eliminación de bosques que absorben el CO2. 

Además, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para producir un kilo de carne de vaca se necesitan 15.000 litros de agua, para carne de cordero 8.700 litros, y para cerdo 6.000, por lo que con la reducción del consumo de carne sería posible enfrentar los diversos problemas que han arrasado con más de la mitad de los bosques a nivel mundial.

Simulación de carne a partir de microbios

En cuanto a soluciones biotecnológicas, la carne falsa derivada del cultivo de células microbianas o basadas en hongos también parece ser una solución para el futuro y es parte de las alternativas que han preferido los investigadores, debido a su bajo impacto en el ecosistema y a la ampliación del uso de tecnologías verdes en los sistemas de producción de alimentos.

Si bien, su consumo no se ha expandido a nivel mundial, el proceso de producción de ‘’carnes'' en base a microbios u organismos del reino fungi ya ha sido puesto a prueba en Europa con éxito. Para llevarlo a cabo, consta de un proceso de fermentación muy conocido, parecido al del vino o la cerveza, donde las células se alimentan de glucosa a partir de la caña de azúcar o la remolacha, para producir proteínas, lo que significa que se necesitan algunas tierras de cultivo para la producción, pero mucho menos que lo utilizado para las carnes rojas.


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en ¿Cuál es tu huella?, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

COMENTA AQUÍ

Un medio desarrollado por TVN, Canal 24 Horas y Visual Producciones con mucho ❤️

Powered by Global Channel