Vida Sustentable
Por Paz Rojas

Conoce el impacto ambiental del correo electrónico

Compartir

El uso irresponsable del correo electrónico puede contribuir con casi la misma huella de carbono que un automóvil convencional en un año.

Desde los inicios de esta era tecnológica, enviar y recibir correos electrónicos se ha vuelto parte esencial de nuestra vida ya que nos permite conectarnos con nuestros trabajos y amigos pero, ¿sabías que el mail también emite una huella de carbono? Si bien, esta no es una fuente importante de contaminación, el uso irresponsable de este servicio puede aumentar nuestro impacto negativo en el planeta.

¿Te has suscrito a algún servicio que no para de enviarte publicidad por correo? Esto configura uno de los mayores problemas del e-mail. Según la Fundación Good Planet, que cuenta con una calculadora de huella de carbono, se estimó que del total de correos electrónicos que una persona recibe, el 78% forman parte del spam, es decir, correos no deseados que son ignorados y que terminan siendo almacenados de forma masiva en los servidores de las empresas de mailing.  

El procesamiento de esta información requiere el uso de 33 mil millones de kilovatios por hora (KWh) de electricidad y genera alrededor de 20 millones de toneladas de CO2 por año, por lo que aunque parezca irrelevante, es necesario que mantengamos nuestros buzones limpios de estos mensajes molestos y de darle un buen uso a la tecnología.

Rebote ecológico

Si bien, el correo electrónico y cualquier tipo de mensajería instantánea llegó como una alternativa al uso poco sustentable del papel, que es una de las fuentes de deforestación más importante en el mundo. Esta tecnología, que suponía ser baja en carbono, terminó siendo una más alta simplemente porque la utilizamos más y de formas ineficientes que contribuyen al consumo irresponsable de electricidad.

Conoce la huella de carbono del mail

En un año de correo entrante para un usuario convencional, el envío, el filtrado y la lectura de e-mail crea una huella de carbono que asciende a alrededor de 135 kg, lo que es equivalente a conducir más de 320 kilómetros en un automóvil promedio. A nivel mundial, el uso del correo electrónico en el mundo genera tanto CO2 como tener siete millones de automóviles en las carreteras.

A su vez, un correo electrónico con un archivo adjunto largo y tedioso, que pueda contener imágenes y videos, puede aportar 50 gramos de CO2. Es por esto, que recomendamos escribir las ideas precisas y concisas para no aumentar nuestro impacto en el planeta, además de ir constantemente eliminando los mensajes que llegan al buzón de spam.

La manera ideal para utilizar este recurso va de la mano de una escritura adecuada, intentando no enviar mensajes extremadamente largos ni cortos, ya que de esta forma sólo estaremos contribuyendo con 4 gramos de CO2 en el ambiente.


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en ¿Cuál es tu huella?, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

COMENTA AQUÍ

Un medio desarrollado por TVN, Canal 24 Horas y Visual Producciones con mucho ❤️

Powered by Global Channel