Noticias
Por Paz Rojas

Científicos elaboran brillantina a partir de pulpa de fruta

Compartir

La brillantina tradicional está hecha de plástico y es considerada como uno de los materiales que más contamina los ecosistemas marinos.

El glitter o las brillantinas convencionales están en todas partes. Actualmente los podemos encontrar en el mercado de los útiles escolares, el maquillaje e incluso las prendas de vestir. Este producto puede generar impactos en los ecosistemas marinos, ya que son elementos plásticos, que pueden tener una capa metálica y algunos otros polímeros que son contaminantes.

Además, los pigmentos con brillantina pueden contener dióxido de titanio, que está prohibido en Europa y bajo revisión en Australia para su uso en productos alimenticios, debido a problemas de salud relacionados a este material.

Es por esto que científicos del Reino Unido han creado un nuevo tipo de glitter a partir de un nanomaterial de celulosa que, según dicen, es verdaderamente biodegradable. El equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge encontró una manera de convertir pequeños cristales de fibra vegetal, generalmente extraídos de las frutas, que se han convertido en brillo de celulosa.

¿Cómo se creó este nuevo material?

La mayoría de las cosas que nos rodean están coloreadas con pigmentos, que reflejan diferentes longitudes de onda de luz de forma dispersa para que no brillen. Bajo este principio, el nuevo material está hecho de nanocristales naturales que están configurados para enfocar la luz en una dirección particular, en un proceso conocido como color estructural.

Para lograr este efecto, el equipo de investigadores trabajó en la pulpa de diferentes pulpas de fruta, que extendieron hasta crear una película delgada que luego fue secada. Posteriormente, agregaron agua, sal y otro tipo de celulosa a las diminutas partículas extraídas de la pulpa de diferentes frutas, para ayudarlas a adherirse y hacer que reflejen diferentes longitudes de onda de luz.

¿Qué tan sustentable es?

Después de producir las películas de celulosa a gran escala, los investigadores las molieron en partículas del tamaño que se usa para hacer brillos o pigmentos para utilizar en productos comerciales. Gracias a esto, el resultado es biodegradable, libre de plástico y no tóxico. 

Además, el proceso consume mucha menos energía que los métodos convencionales, por lo que la demostración de este proceso de fabricación en equipos comerciales es un paso importante para que el nuevo material esté disponible fuera del laboratorio y sea una alternativa al uso del glitter convencional que contamina el medio ambiente.


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en ¿Cuál es tu huella?, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

COMENTA AQUÍ

Un medio desarrollado por TVN, Canal 24 Horas y Visual Producciones con mucho ❤️

Powered by Global Channel